Un año bueno y dulce para todos

Así comenzaba mi visita al Rosh Hashaná Urbano el pasado 2 de Septiembre, quinta edición del festival cultural que fomenta la cultura judía y nos invita a participar de la llegada del nuevo año de su pueblo, el año 5779.
Rosh 1
El cálido saludo al ingresar “Shaná Tová Umetuká” (el título de mi post indica el significado) ya te hacía sentir parte del festejo. Los aromas de la comida y el sonido que venía del escenario invitaban a acercarse hasta al más fitness que por la Plaza corría. Los voluntarios te recibían con una manzana bien roja que regalaban junto con un poco de miel, una tradición que me gustaría sumar a mis comienzos de año.
Rosh 2
Pero antes del postre quería probar algunas delicias típicas, así fue que mi primera parada la hice en un puesto de Falafel, el mismo, preparado en pan árabe abierto al medio junto con unas bolitas de pasta de garbanzo, verduras y aderezos, éste manjar me hizo suspirar por más. El precio razonable de Feria por el tamaño de la porción $110 ($2,80 USD aprox). Como eso me parecía el comienzo seguí recorriendo el lugar en busca de mi próximo bocado, el cual me sorprendió para bien, me compré un Quiche de papa $30 ($0.80 USD aprox) que para resumir es una empanada de papa y un Lajmashin $40 ($1 USD aprox) que este fue el que me llamó la atención ya que me esperaba el sabor del típico Fatay Arabe, pero no, era mucho mas dulce, sin tanto limón, me pareció exquisito, tanto que ya encontré un par de recetas para llevarlo a cabo.
Rosh 6
Lo bueno de las Ferias es que uno se siente parte del ambiente, como si estuviera en familia, se disponen unas mesas largas tipo banquetes, con muchas sillas prolijamente ordenadas en donde la gente que va llegando, toma un lugar, comparte el espacio y opiniones como -“Qué tal está ese plato?”- , pero por sobre todo se comparte el momento. Sentados bajo el cálido sol que ya nos regala Septiembre pudimos disfrutar de Shows, Charlas, Talleres, Sorteos y Juegos para los chicos.
Rosh 9
Me quedó espacio para el postre, unas galletitas Komish con nuez, que estaban ideal para el café, también había variedad de panificados y chocolates. No me gané ningún sorteo pero el día estuvo hermoso para disfrutar al aire libre y ese es el mejor premio.
Fue la primera vez que celebraba la llegada del Año Nuevo Judío, o mejor dicho su antesala, ya que realmente comienza el 9 de Septiembre, el Rosh Hashana Urbano es un evento que abrió sus puertas a todos los ciudadanos para participar, compartir y conocer más acerca de los valores, la cultura y las tradiciones judías, pero por sobre todo, el respeto a la diversidad.
No me queda más que recomendar este evento para el próximo año y agradecer a toda la organización que estuvieron hasta en los más mínimos detalles. Eramos como 50 mil personas a lo largo del día!!!
Limud BA quien lo llevó a cabo es una iniciativa internacional liderada por voluntarios y presente en Argentina desde 2007.
Para más iformación para sumarte como donante o voluntario podes ingresar a: www.limudba.org