Saltar al contenido
Experiencia Perfecta

Tortas Fritas bien argentinas

Hoy comenzamos con una nueva sección y que mejor que hacerlo con Tortas Fritas bien argentinas.

Torta Fritas bien argentinas puestas en un plato azul con mucha azúcar, una taza de te y ventana de fondo.
Si vivís en departamento como yo, abrí la ventana… te queda un olor a fritanga!!!

Es que viajar no solo se trata de armar las maletas y salir, si no también de hacer un viaje con el paladar, ahí desde tu casa.

Aquí entonces comenzamos con esta sección que voy a titular: Recetas del mundo mundial, para gente que le gusta viajar a través de los sabores.

Y obvio, lo voy a hacer con una receta argentina, simple, rápida y que es aprueba del más torpe en la cocina. Bueno, más o menos, manejamos aceite caliente, así que no sean tan tontos. Te voy a enseñar a hacer Torta Fritas sin grasa.

Prepará una receta del mundo mundial y sentite de viaje sin salir de tu casa.

Para mi las Tortas Fritas (sí, LAS porque son muchas, no es una torta grande) es uno de esos platos que me recuerdan a mi infancia. Días de lluvia, frío y tardes que se iban haciendo noches. Se escuchaba el salpicar del aceite y me paraba al lado de la cocina mientras mi mamá ponía las primeras tortas fritas en la sartén.

Apenas las sacaba yo estiraba el brazo para agarrar la primera, caliente, así, recién salida. Y ella con un consejo que traspasaba generaciones me decía: «Comer las así de caliente te va hacer doler la panza». Y yo no aguantaba y enseguida me engullía de unos pocos mordiscos la primera de la tanda. Para cuando terminaba, yo ya estaba tan llena que ni me sentaba a la mesa. Siempre fui un cascabel inquieto, hasta para comer las tortas fritas!.

Pero vamos a lo importante, la receta de como hacer torta fritas paso a paso:

Receta Tortas Fritas bien argentinas

Cantidad: 10 tortas fritas, cada una del tamaño de una hamburguesa
(extra: 6 raviolitos de queso)

Ingredientes

  • 125 gramos de harina leudante (si no tenes leudante, no te preocupes, podes hacer las tortas fritas con harina común, usar toda 0000 y una cucharadita de polvo de hornear)
  • 125 gramos de harina 0000
  • 125 ml de agua tibia
  • Sal un poquito (si te gusta salada un poco más, para neutra solo un pellizco)
  • Aceite para freír, va a depender de tu olla o sartén, pensa que tienen que nadar adentro (yo usé 750ml aprox. para una sartén de 25cm de diámetro)
  • Si te gustan dulces, azúcar para decorar.

Receta justa para una tarde de mates en casa siendo dos o tres, no invites a nadie más.

Procedimiento

  • En un bowl o cuenco vamos a poner las dos harinas tamizadas (si no tenes ganas de tamizar ya fue, nadie se va a dar cuenta). Si te falta alguna harina como te dije más arriba, pone harina común y un poco de polvo de hornear, esto ayuda a que leude un poquito, así no te queda suela de zapato.
  • Luego espolvoreamos la sal y le vamos echando el agua de a poco, revolviendo para ver si la cantidad esta bien, yo te digo que esa cantidad va barbara, pero puede fallar (dice Tusan, chiste bien argentino, ya te podes sentir todo un argento mientras preparas esta receta).
  • Ahora que tenes ese pegote en la cuchara y no sabes que soltar primero, te ayudo yo, solta el medidor de agua. Agarra la cuchara y despega todo con los dedos, sí amigo mío, llegó el momento de ensuciarse las manitos. Da vuelta el bowl y dale que dale al amasado.
  • Es momento de que te laves las manos, pongas la olla o la sartén en el fuego y pongas la cantidad de aceite que el cacharro necesite, tiene que estar bien caliente pero no hirviendo.
  • Una vez que tenes una bola linda de masa, perfecta, esa que te dan ganas de acariciar. La partís en pequeñas porciones (bolitas de ser posible). Con esta receta te digo que unas 10 te salen bien (y yo dejé un restito de masa para un snack sorpresa que en mi casa aman!)
  • Ahora con las bolitas listas, agarras el palote, palo de amasar o lo que tengas a mano para estirar. No hay excusas, si no tenes palote, usa un florero, frasco o una botella de vino, que eso seguro hay en casa!!!
  • Cada bolita estirada la vas a dejar del grosor que más te guste, a mi me gustan finitas para que queden crocantes, pero si te gusta más las tortas fritas esponjosas y regordetas, podes dejarle unos centímetros más, eso es a gusto de cada uno.
  • Una vez que tenes todas estiradas les vas a hacer un corte lineal al medio con un cuchillo, como un ojal, para que el aceite entre por esa ranura una vez que se estén cocinando.
  • Listas? Las ponemos adentro del aceite caliente, solo las que entren en la sartén sin que se encimen, sí, ya sé, ahora la pregunta es: «Y cómo sé que el aceite está caliente?» saca un pellizco de masa y tirala al aceite, si éste empieza burbujear alrededor del pedacito de masa es porque el aceite esta optimo y listo para ser usado.
  • Cuando parezca que se están dorando de un lado, las das vuelta y las dejas dorar del otro lado. Una vez que están doraditas, las sacas y las apoyas sobre un papel absorbente, si te gusta el dulce podes rociarlas con azúcar blanca por encima apenas las sacas del aceite.
  • Y listo, ya esta toda la magia hecha.

Si metiste la pata e invitaste a más amigos, no hay problema, duplica o triplica la receta que hay lluvia de Tortas Fritas bien argentinas para todo el mundo.

Torta fritas bien argentinas, ravioles fritos de queso sobre tabla de madera.
Sí, son irresistibles!

Snack sorpresa con sobrante de masa

Ingredientes

  • La masa que dejaste sobrante de las torta fritas
  • 6 cubitos de queso cremoso o muzzarella
  • un poquito de agua en un vaso
  • el aceite que sigue caliente de las torta fritas

Procedimiento

  • Para hacer los raviolitos de queso es necesario estirar la masa tipo rectángulo o lo más parecido que te salga a uno.
  • Dispones los cubitos de queso en un lateral de la masa y separados por dos dedos más o menos.
  • Con el agua que tenes dentro del vaso te mojas los dedos y apoyándolos sobre la masa bordeas los quesos para humedecerla.
  • Agarras el lateral de masa que te quedo vacío y tapas los quesitos, como si estuvieras cerrando un libro.
  • Apretas bien los costados de los quesos para que se pegue, te van a quedar sí, como unos ravioles.
  • Con el cuchillo cortas dejando el espacio de un dedo de cada lado del queso y apretas bien para que se peguen los bordes.
  • Una vez que los tenes todos listos, los metes al mismo aceite en el que hiciste las torta fritas, fijate que esten bien cerrados para que no se escape el queso.
  • Los sacamos del aceite una vez que esten bien dorados y los ponemos sobre papel absorbente y listos para ser engullidos, ojo que salen super calientes!!!. Qué te pareció este extra de las Tortas Fritas bien argentinas?

Bueno, espero les haya gustado esta primer receta, para mi es una de las más fáciles y por eso con esta quería empezar. Para que se animen a experimentar con la cocina.

Tip: Una vez que se enfrió el aceite en la olla, pueden agarrar una botellita de vidrio o un frasco, un colador y volcar el aceite adentro. Ponerlo en la heladera para un próximo uso, reciclemos que está caro el aceite.

No busquen excusas, que se ensucia al perro con harina, que me llena el departamento de olor a frito, que no tengo palo de amasar. Todo eso es una excusa para no hacer, no disfrutar y no vivir.

Comer una vez algo frito no te va a matar, cocinar una vez te va liberar tensiones, usalo de terapia y te puedo asegurar que tu familia o vos misma/o vas a estar feliz por este mimo.

Ravioles de queso fritos caseros
Siiiii, mirá como burbujea ese queso!!!

Contame en los comentarios si probaste la receta y que te pareció este sabor de Tortas Fritas bien argentinas!.

Nos vemos por ahí.

Y que la fuerza culinaria los acompañe.
Ely

Grafico de dos tortas fritas en color naranja
Guarda esta receta como favorita en Pinterest!