Experiencia Casi Perfecta – Lastimosa cabalgata en montaña

La semana pasada les contaba como era pasar dos días y una noche en montaña. Pero qué pasa cuando algo no sale como lo esperabas y la experiencia pasa a ser casi perfecta. Relato de una chica de ciudad en una lastimosa cabalgata de montaña.

Montando un caballo en una experiencia casi perfecta.
Chica de ciudad a caballo

Siempre es mejor tomarse las cosas con humor, aprender de nuestros errores y no dejar que esto manche nuestro recuerdo de unas increíbles vacaciones.

Como ya saben nunca había cabalgado y no tenía ni idea de este dato que hoy les voy a comentar. Es un poco bochornoso para mí y me causó mucha risa recordar toda la situación.

Experiencia Casi Perfecta Lastimosa cabalgata en montaña
Durante una parada técnica

Les hice un pequeño resumen en video para que sea un poco más gráfico. Y como siempre al final tienen la moraleja (hoy más una recomendación).

Ojalá les sirva, y si no se animan a la cabalgata, que pasen un divertido momento con mis locas aventuras.

Y un plus, a veces los videos también salen mal. Parece que mi concentración no era optima. Un vecino se paseaba por el pasillo, un albañil arreglando el piso de arriba, mis deseos por una hamburguesa y más, hacen de este video algo muy especial. Quédense hasta el final.

¿Y? ¿Qué les pareció esta lastimosa cabalgata de montaña? Algo doloroso ¿verdad? Y ni se imaginan que al otro día se nos ocurrió terminar el viaje en las Termas con agua caliente. Vimos las estrellas jajaja. Pero preferimos creer que eran aguas curativas y que nos iban a hacer bien.

¿Viste mis otros relatos?

Contame en los comentarios si te animarías a hacer algo así o si alguna vez ya lo hiciste.

En quince días volvemos con otro relato de una Experiencia Casi Perfecta.

Experiencia Casi Perfecta - Lastimosa cabalgata en montaña. Acostada en la montaña.
Así quedé después del primer día de cabalgata

Nos vemos por ahí.

Ely